dattoinfo1.gif
  • Joaquín Montes

UNA ILUSTRACIÓN FÁCIL DE LA ECUACIÓN MACROECONÓMICA: POR QUÉ TRUMP NO LOGRÓ REDUCIR EL DÉFICIT

Actualizado: 7 de may de 2020

Los Estados Unidos llegaron a un déficit comercial récord, bajo la administración Trump. A pesar de las insistentes promesas de campaña, de los aranceles efectivamente impuestos contra China y de las amenazas contra la Unión Europea, Canadá, México y otros socios, el resultado es contrario a la voluntad expresada en la campaña: en 2018, el año de la imposición de los aranceles a China y la renegociación de NAFTA y las amenazas a la Unión Europea, las exportaciones crecen menos que las importaciones y la balanza con China alcanzó un récord negativo.

Usamos a Donald Trump como un ejemplo, pero el fenómeno que mostramos es válido para muchos otros políticos, que han hecho el mismo tipo de promesas populistas con el mismo resultado adverso. Si gustan, reemplacen “Trump” por “político populista”.


Todo esto no es una sorpresa para quien conozca una sencilla ecuación de sumas y restas, la ecuación macroeconómica. En esta ecuación se ve que dos de las principales promesas de campaña de Trump son contradictorias: la primera, reducir las importaciones mediante la imposición de aranceles a los socios más peligrosos. Y la segunda, generar crecimiento económico mediante generosas amnistías tributarias para empresas que repatriaran sus ganancias, y mediante rebajas de impuestos.

Veamos cómo es eso.


LA ECUACIÓN MACROECONÓMICA


La ecuación macro iguala la oferta con la demanda, y en el mundo real, debe cumplirse esta ecuación, pues lo que dice es, simplemente, que las compras fueron iguales a las ventas. Esto es lo que se llama una identidad.


Del lado de la demanda, está el gasto de consumo y el no-gasto, o sea, el ahorro. De lado de la oferta, están los productos que se consumen y los que no, esto es, los bienes que se invierten para producir más productos en algún futuro. Dentro, podemos desagregar los componentes domésticos e importados.

¿Por qué Trump no puede tener ambos resultados? Esto es, una demanda con crecimiento robusto y un déficit comercial que se reduce? Pues porque un sólido crecimiento de la demanda implica crecimiento de la demanda de bienes domésticos, pero también crecimiento de la demanda de bienes importados. Y se le añade que una demanda creciente absorbe también una parte de la producción que normalmente iría a los mercados externos, esto es, reduce las exportaciones. Así que cuando hay crecimiento, tenemos dos vías que jalan la balanza hacia donde Trump no quería. Podemos ver esto con mayor claridad si reordenamos:

(C+I+X) = (C+A+M)

(C+I+X) - (C+A+M) = (C+A+M) – (C+A+M)

(C+I+X) - (C+A+M) = 0

C + I + X – C – A – M = 0

C – C + I – A + X – M = 0

(C – C ) + (I – A) + (X – M) = 0

0 + (I – A) + (X – M) = 0

(I – A) + (X – M) = 0 puesto que, necesariamente, el gasto de consumo doméstico es igual al consumo doméstico debido a la definición de ahorro como el gasto que no se consume.


Llamaremos el primero déficit del ahorro y el segundo es el déficit externo.




Y ahora en la ecuación podemos separar al gobierno; pues el gobierno puede buscar que su gasto sea superior a sus ingresos para así impulsar el crecimiento. O también para buscar un soporte político de corto plazo, por ejemplo en período pre-electoral.


C+I+X = C+A+M


Cp+Cg+Ip+Ig+Xp+Xg = Cp+Cg+Ap+Ag+Mp+Mg


Cp + Cg + Ip + Ig + Xp + Xg – Cp – Cg – Ap – Ag – Mp – Mg =0


Usualmente se ordena y agrega como sigue:


( Cp – Cp ) + ( Ip – Ap ) + (Xp + Xg – Mp – Mg) + (Cg + Ig – Cg – Ag) =0


0 + ( Ip – Ap ) + ( X – M ) + ( G – T ) = 0


En el último término en vez de usar los conceptos de Inversión y Ahorro gubernamentales, usualmente se toma su equivalente contable, Gasto(G) menos Impuestos (T). Obsérvese que en esta formulación las exportaciones e importaciones gubernamentales quedan en el déficit externo1 y que el sentido del déficit de ahorro del gobierno cambia: Gasto gubernamental – Impuestos es el déficit medido en cifras positivas, no en negativas, como sería el caso si fuera Ig-Ag.


Si detallamos el gasto y los ingresos del gobierno, quedan tres déficits: el de ahorro, el fiscal y el externo.

DÉFICITS:

( Ip – Ap ) + ( X – M ) + ( G – T ) = 0

AHORRO EXTERNO FISCAL

Del lado positivo, tenemos que la inversión, las exportaciones y el gasto público jalan el resultado1 hacia arriba y del lado negativo, que el ahorro, los impuestos y las importaciones jalan el resultado hacia abajo.


La política de Trump y de tantos otros gobiernos populista, se basa en generar un déficit fiscal para impulsar el crecimiento; todo lo demás igual (o sea, sin cambios en el ahorro o la inversión privada), se genera un déficit externo.


Con esta sencilla ecuación de sumas y restas, se pueden hacer los análisis más importantes; por ejemplo, podemos analizar ahora el argumento de un caso excepcional, donde sí es posible incrementar el producto sin incrementar el déficit externo: si hay fuerzas muy poderosas en los clientes extranjeros que incrementen la demanda externa. Un sólido crecimiento en otros países sí haría funcionar la ecuación para Trump; por ejemplo, un crecimiento de India y China que generara déficits externos para estos países, y cuya fuerza fuera mayor que las fuerzas que impulsan la economía estadinense2.


Ahora, hubiera sido curioso ver a un político populista prometiendo que hará sus mejores esfuerzos para incrementar el crecimiento de India y de China. Más bien ocurre todo lo contrario.


CONCLUSIONES


Una de las conclusiones más importantes al usar esta identidad es que el crecimiento de las importaciones debe lograrse, venga de donde viniere. Si se le imponen aranceles a China y se logra reducir las importaciones de este origen , las razones para incrementar el total de importaciones siguen intactas, y el resultado es que, con aranceles suficientemente altos, se puede desviar comercio de China hacia otros socios; pero el nivel global de importaciones se deberá cumplir.


Otra conclusión que es importante extraer de esta exposición es que, como una identidad nunca habla de causalidad, no podemos concluír frases como “el alto déficit de ahorro generó el déficit externo”. Ni viceversa! Las dos causalidades son posibles y en cada caso que se analice, hay que recurrir a otros instrumentos para inferir cuál es la dirección de la causalidad.


RESUMEN


Vimos que con una sencilla ecuación de sumas y restas, que cualquiera puede manejar, se puede hablar de macroeconomía con buen sustento teórico. Obtuvimos una identidad de tres déficit que deben sumar a cero: el del gobierno, el externo y el de ahorro.


Concluímos que el déficit no importa si es con China o Alemania, porque el nivel total del déficit externo no depende del socio, sino de los otros dos déficit, el de ahorro y el fiscal


Y finalmente concluímos que - si hay crecimiento- las exportaciones tienden a decrecer y las importaciones tienden a crecer.


Así que podemos concluir que el déficit se ha incrementado porque, afortunadamente, a Trump le ha ido bien con la otra parte de sus promesas, la de incrementar el crecimiento vía rebajas de impuestos.


En este caso en particular estamos atribuyendo a la expansión fiscal el incremento del déficit externo. Pero el hecho de trabajar con una identidad nos hace prender una alarma sobre la generalidad de esta conclusión: no es una conclusión general sobre la dirección de la causalidad. Si estuviéramos analizando el caso de una disminución de la demanda global mundial, la causalidad del mismo fenómeno (un incremento del déficit externo) hubiera ido en sentido inverso: el origen estaría en la caída de la demanda externa.


1Coincide con el hecho de que estos términos jalan el producto haciar arriba/abajo. Para expresarlo en términos de producto sería necesario reordenar la ecuación: producto/ingreso = Consumo + Inversión + Gasto + eXportaciones – iMportaciones = Y = C+I+G+X-M.


2Para quien quiera profundizar en este tema, el presente trabajo puede considerarse como una ilustración de los artículos de Michael Pettis en su blog “China Financial Markets”, en particular, “Is Peter Navarro Wrong on Trade?” y “Should de United States run a trade surplus?"

1En una economía capitalista, las importaciones y exportaciones del gobierno no son muy grandes, por lo que podemos aproximarnos al resultado riguroso de estos conceptos usando los conceptos de déficit fiscal, tal como normalmente se calcula y usando el concepto de déficit en cuenta corriente de la balanza de pagos, tal como normalmente se calcula. Incluso en una economía manejada en un esquema de no-mercado, como la venezolana, no es el gobierno central y descentralizado el que realiza directamente las importaciones, sino que lo hace a través de empresas y corporaciones estatales; que en cuentas nacionales se añaden al sector privado. Ahora bien, si se quiere llegar a estos números a partir de los datos de cuentas nacionales, se deberían usar los conceptos rigurosos de inversión pública menos ahorro público y diferenciar las importaciones y exportaciones realizadas por el gobierno, y agregar la acumulación o desacumulación de reservas internacionales, entre otros “detalles”. La objeción en contra de tomar este enfoque riguroso, a diferencia del aquí usado, es que el resultado igual contendrá varias aproximaciones de tamaño no menor a las que hacemos en este enfoque, como la pérdida o ganancia en términos de intercambio como resultado de la conversión de divisas a moneda nacional, el ajuste estadístico de las cuentas de la balanza de pagos, etcétera.


26 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo